lunes, 22 de diciembre de 2008

Muere el hombre de las flores



Muchas veces al pasar por su lado he estado tentada de comprar un ramillete de flores, pero nunca lo hice, y eso que me parecía digno de apreciar el que se ganara la vida honradamente, ahora me sabe mal no haberlo hecho, como a muchos supongo.

Cuando paso por al lado de alguien con menos suerte que intenta sacar algo de dinero siempre tengo sentimientos contradictorios, siento el deber de ayudar, y a la vez una voz paternal que me censura por ello (recordándome el poco dinero que tengo, lo poco que representa una moneda y lo mucho q significaran si la doy siempre en esas circunstancias, insinúa que quizás no lo necesiten, sino que están así por que quieren o que se lo gastaran en drogas, o yo que se...) Pero siempre que pasaba por su lado me hacia pensar en lo fácil que es quedarse en la calle y preguntarme qué voy a hacer cuando XXXX (alguien a quien conozco) termine así, en la calle... si me enteraré, si se dejara ayudar, qué estaré dispuesta a hacer, si tendré dinero entonces...si lo reconoceré... si me dirigirá la palabra... si por aparecer alguien tomará reprimendas contra mi...

Me entere de su muerte ayer, en la calle, pero no quise pararme a ver si realmente había sucedido lo que había sucedido... mas que nada por no tener que pararme a pensar... Hoy he vuelto a pasar por el pequeño altar que le han montado los vecinos, y lo he confirmado en Internet. ¿Y ahora quien va a vender flores allí? La calle estará ahora mas triste.

Preferimos pasar sin mirar a aquellos que tienen menos suerte, y muchas veces nos olvidamos de que son personas... pero si se van en estas circunstancias parece que a la calle le falta algo... esperanza, por que no nos queda mas remedio que reconocer que no es tan fácil, que no se sale de esa vida así como así, sin que nadie nos tienda una mano, y que esa mano podemos ser cualquiera.

3 comentarios:

loqu dijo...

¿Sabes? Tienes toda la razón, muchas veces no les echamos cuenta porque son gente que siempre está ahí, y no nos percatamos hasta que faltan.

Anímate!!!

Butterflied dijo...

La foto no es mía, es de deviantArt y es un maquillaje de estos de efectos especiales, no sé si me explico. De caracterización y tal. Pero se me olvidó pillar la dire de la autora y ponerla.

Y sobre tu entrada, pues joder, ni siquiera me había enterado del hecho. Pero no me voy a posicionar al respecto. Vale que siempre eds doloroso para otra persona que alguien muera, pero no tengo muy clara mi opinión sobre los indigentes, así que mejor no la cago hablando de más.

Butterflied dijo...

Oh, gracias. La verdad es que últimamente estoy productiva, aunque me duela.